dilluns, 12 d’abril de 2010

La frustración de los padres



Los padres de niños superdotados se sienten frustrados. Viven esa situación como una batalla constante, ya que se encuentran continuamente discutiendo con sus hijos sobre las reglas y decisiones. Sus hijos, estan constantemente pidiendo que justifiquen sus razones. Siempre están preguntando por qué debería tener que hacer algo que no quiere hacer o no ser capaz de hacer algo que él quiere hacer. Los padres reciben rabietas y otros estallidos emocionales. Pueden pensar que su hijo es emocionalmente inmaduro, una opinión que es a menudo apoyada por comentarios de los profesores ». 
Qué es lo que se puede hacer?Tratar de ver las cosas desde la perspectiva de su hijo Estos niños se ven como adultos y no puede realmente comprender por qué están siendo tratados como niños. No significa que tengamos que tratarlos como adultos, pero sí significa que deben ser tratados con respeto. Nada molesta más a estos niños una actitud condescendiente o paternalista. Motivación, pero el debate No Si su hijo necesita las razones detrás de las normas, las solicitudes y denegaciones, entonces hay que poner todos los medios para dárselas. A veces eso es todo lo que quieren saber. Sin embargo, no caer en la trampa de discutir con su hijo o hija. Los niños dotados pueden ser excelentes polemistas, incluso los más jóvenes, y los padres a menudo se encuentran atrapados en algo así como un debate inacabable. Sigue siendo importante que los niños sepan que los padres tienen la última palabra en lo que sucede en el hogar. 

Dele a su niño opciones Considere la posibilidad de que estos niños dotados necesitan sentir que tienen cierto control sobre sus vidas. A los niños se les dice constantemente lo que pueden y no pueden hacer. Trate de darle algo de control. Vamos a tomar algunas decisiones, pero que limiten las decisiones que se  tomen de manera que aun se pueda mantener el control del hogar. Pero eso es común a todos los hijos, para madurar hay que tomar decisiones.

Trate a su hijo con respeto A pesar de que su hijo no puede tomar decisiones como las de los adultos, él o ella sin duda se puede permitir expresar una opinión y que la opinión se escuche con respeto. Escuchar una opinión, no quiere decir que se esté de acuerdo con ella y es importante que el niño lo entienda que desde el principio. La vida con un niño superdotado no siempre es fácil, pero puede ser más fácil cuando los padres saben como son sus hijos dotados y lo que hay detrás del comportamiento de sus hijos.

2 comentaris:

  1. No m'havia trobat que algún fes una descripció tant realista de la situació d'aquests nens amb la família. com a mare, estic desbordada. Podria apuntar el meu fill als tallers de reativitat, té 16 anys?

    ResponElimina