dilluns, 31 de gener de 2011

Conciencia Emocional. ¿Vivir o suprimir las emociones?





Vivir en armonía incluye ser concientes de nuestras emociones. Conciencia emocional es la comprensión de que ésta representa un objetivo necesario y para ello debemos permitir conocernos y aceptarnos.

Nuestras emociones nos acompañan día a día y forman parte de nuestra personalidad, pero muchas veces las ignoramos, bloqueamos o evitamos.

Con la autoaceptación sobreviene el deseo de experimentar, en vez de ignorar, cualquiera que sea la realidad de nuestra existencia en un momento dado.

Tomar conciencia consiste en observar sin interferir. A veces tenemos miedo de descubrir quien somos y cuales son nuestros deseos , necesidades, emociones, valores, capacidades, estados mentales y comportamientos que experimentamos.

Tomar conciencia es aprender y comprender los impulsos que existen detrás de nuestras acciones.

Para poder superar nuestros conflictos por nosotros mismos no basta con identificar nuestras emociones, es necesario experimentarlos.
Resultados: Cuando tomamos conciencia de los sentimientos que rechazamos y los experimentamos, éstos se suavizan. Ocurre lo contrario con los sentimientos deseados: se fortalecen.

Cuando entregas tus sentimientos de amor hacia otro ser humano, el amor se intensifica e inspira comportamientos que profundizan el amor.

Experimentar el placer que puede producirte el trabajo, la pasión por tu trabajo aumenta y deseas dar lo mejor de ti mismo/a.

Ejercicio para lograr una apertura hacia la conciencia emocional:

- Simplemente siéntate en silencio, con los ojos cerrados y respira despacio y profundamente por la boca hacia la cavidad abdominal, mientras prestas atención a los más pequeños detalles de lo que sientes en tu interior; sólo percíbelo, obsérvalo, sin analizarlo ni juzgarlo, sin especular respecto del significado que encierra.

La aparente simplicidad de este ejercicio oculta su gran capacidad de despertar los sentimientos.


Conciencia emocional. Liberar las emociones bloqueadas.

 
Mucha gente tiene la sensación de que, no sabe lo que siente, lo que desea o hacia dónde se dirige.
la educación recibida puede reprimir sentimientos y emociones. Los padres y educadores emocionalmente distantes indican al niño lo que es “correcto”, “adecuado”, “ socialmente aceptable”.

“Dejar de saber lo que sentimos significa dejar de experimentar lo que las cosas significan para nosotros e,  implica estar desconectados de nuestro propio yo”.

 Se nos enseñó que las emociones pueden ser peligrosas, por eso conviene negarlas o  “controlarlas”.

Reprimir una emoción no significa que deje de existir. Lo que la mente niega sigue atrapado en el cuerpo.

Este problema que empezó en la niñez se convierte en la forma de ser del individuo, en su manera de afrontar la vida y cuando la persona llega a adulta el bloqueo emocional ya es algo natural. Hereda no sólo el dolor originado en el presente, sino también originado en los primeros años de vida.

¿ Qué hacer para liberar las emociones bloqueadas ?

- Crear una condición de quietud, en la que abandonamos las prisas, de manera que nuestras emociones tienen la oportunidad de alcanzarnos, de ingresar en la experiencia consciente.

- Meditación - una poderosa herramienta para la liberación de sentimientos y emociones bloqueados.

Cuando empezamos a liberar las emociones comprendemos la razón de por qué la vida se volvió cada vez más limitada y restringida. Surge una nueva y más amplia visión de las opciones de la vida. “A medida que comienzan a experimentarse los sentimientos y emociones la mente se aclara.”



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada