dimarts, 7 de febrer de 2012

¿educación en casa?


Niños de hoy, nuevas tecnologías, ¿educación en casa?
Porqué no, ¿pero quien esta en casa?

Precisamente por eso estoy trabajando en un proyecto: 

Proyecto ROM@ 
Educación para la vida. De 0 a 18 años.
Éste consiste en una educación compartida. Se matricula a los alumnos en la escuela ordinaria y una o dos veces por semana, acuden a un centro especializado en donde se les ofrece una educación integral. Se les refuerza los aprendizajes que les cuesta más. Estos niños tienen problemas relacionados con la metodologia ya que son niños que necesitan otra manera de aprender. en este centrro se les infunde seguridad, autoestima, se les enseña en la autocrítica, la comprensión de sus capacidades y sus limitaciones y aprenden a autoevaluarse. Se les prepara para la reflexión, la crítica constructiva y la aceptación de su entorno habitual. Además de desarrollar todas sus habilidades que previamente habremos descubierto a través de actuaciones lúdico-educativas. 

1 comentari:

  1. He sabut de tu al llegir l'informació de la teva xerrada "Una educdación paa la vida, de 0 a 18 anys", a La Vanguardia d'avui.
    Y quiero decirte, que una de las soluciones para que se arregle la economíasería que el gobierno sacara el dinero de los ricos como el rey y sufamilia, los aristócratas, los Alberto, los Botín, las Koplowitz, Amancio Prada, Rafael Nadal, Julio Iglesias, Ronaldo y otros como él, la duquesa de Alba, Ruiz Mateos, Isidre Fainé, los políticos ricos que los hay, los cardenales, los obispos, los sacerdotes con todos los millones que les dan, etc.Y me dejo los que tú debes saber más que yo. ¿Lo hará? No lo hará porque el gobierno está al servicio de los ricos y poderosos. Por lo que esta crisis, como la anterior, como todas, la tienen que pagar los pobres. Solamente está por ver si los pobres aceptan el agravio que es solucionar la crisis en contra de ellos. Si no lo aceptan, ya sabemos que habrá revueltas y violencias, como ya sabemos que otras veces ha pasado. En tus manos también está el que no se digan mentiras y falsedades -que se dicen muchas- y atenerse a la realidad. Por ejemplo, si el rey sabía de la corrupción de su yerno y su hija, por qué nolo denunció. ¿Es que el rey también era cómplice de esas corrupciones e inmoralidades? ¿Te das cuenta dónde estamos? Cuantas más mentiras y falsedades, más irritabilidad, más odio e ira contra los ricos y poderosos.

    Te envío este texto, por si te interesa y lo quieres leer. Si quieres comentar alguna cosa, de acuerdo.
    Con afecto y con cariño.
    La no-violencia se ha pregonado una y otra vez en política, en religión y por diferentes líderes. La no-violencia no es un hecho, tan sólo es una idea, una teoría, un montón de palabras; el hecho real es que somos violentos, es un hecho, es ‘lo que es’. Pero no somos capaces de comprender ‘lo que es’ y por eso, inventamos esa tontería que llamamos la no-violencia, lo cual genera un conflicto entre ‘lo que es’ y ‘lo que debería ser’. Mientras persigamos la no-violencia estaremos sembrando la semilla de la violencia; es algo tan obvio. Así pues, ¿podemos mirar juntos ‘lo que es’ sin evadirnos, sin ningún ideal, sin reprimirlo o escapar de ‘lo que es’?
    Existen diferentes formas de violencia. ¿Debemos investigar cada tipo de violencia o abarcar toda la estructura de la violencia? ¿Debemos mirar todo el campo de la violencia o sólo una parte de ella?... La fuente de la violencia es el ‘yo’, el ego, el mí que se expresa a sí mismo de muchas maneras: en la división, en el tratar de convertirnos o ser alguien más, lo cual en sí mismo es una división del ‘yo’ y el ‘no yo’, del consciente y el inconsciente; el ‘yo’ que se identifica con la familia o la no familia, con la comunidad o la no comunidad, etc. Es como una piedra que arrojamos en un lago, las ondas se extienden y extienden, y el centro es el ‘yo’. Mientras el ‘yo’ exista en cualquiera de sus formas, sutil o abiertamente, habrá violencia.La violencia no sólo es matar a otro.
    Hay violencia cuando uno emplea una palabra agresiva, cuando hace un gesto de desprecio a una persona, cuando obedece porque tiene miedo. De modo que la violencia no es sólo la matanza organizada en nombre de Dios, en nombre de la sociedad o del país, la violencia en mucho más sutil, más profunda, y estamos investigando la profundidad de la violencia en sí misma. Cuando dice que es indio, musulmán, cristiano, europeo o cualquier otra cosa, está siendo violento. ¿Sabe por qué es violento? Porque se está separando del resto de la humanidad. Cuando se separa a sí mismo por creencia, por nacionalismo, por tradición, eso genera violencia. Así pues, un hombre que quiere comprender la violencia no pertenece a ningún país, a ninguna religión, a ningún partido político o sistema, sino que se interesa en comprender a la humanidad. JKOnline

    ResponElimina